Cuando hablamos de zapatos de vestir hombre, de inmediato surge la eterna pregunta: ¿En qué se diferencia un zapato Oxford de un Derby?, pese a que son términos que se usan con frecuencia, en general, pocos conocen la respuesta, por ello, es que en esta ocasión en Brantano, como expertos en calzado y moda, les compartiremos los consejos prácticos que necesitan saber para calzar adecuadamente en todo momento.

Sabemos que el calzado es un elemento que siempre es observado por quien nos conoce y con el cual tenemos la posibilidad de marcar la diferencia dando una buena primera impresión, y para ello necesitamos aliarnos de un calzado impecable. Existen de diferentes formas, colores, materiales y calidades, así que cuando realizamos una buena elección lograremos destacar todo el atuendo, mientras que un par de zapatos inadecuados también tienen el poder de arruinar nuestra apariencia por completo. En la industria del calzado, que se caracteriza por poseer un interminable serie de nuevos diseños y colecciones que actualizan nuestro clóset, existen ciertos pares de zapatos que nunca pasarán de moda y se les conoce como clásicos.

¿De dónde viene el zapato Oxford? Sus orígenes se encuentran en Irlanda y Escocia, donde también se les conoce como Balmorals, un término que hace referencia al Castillo de Balmoral, situado en Aberdeenshire. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando se comenzaron a volver populares, luego de que los estudiantes de la Universidad de Oxford impusieron cómo vestirse a la moda y de ahí viene su nombre. Se trata del zapato inglés por excelencia el más elegante de todos. Confeccionado desde 1830, pero según algunos autores su uso data del siglo XVIII. Se caracteriza por ser un zapato de vestir de cuero, cuyas líneas le dan un toque de distinción y elegancia.

Hablamos de un zapato de cordones que generalmente se ha encontrado en color negro y café, aunque también existen versiones en dos tonos. Una de sus cualidades principales es que se trata de un tipo de calzado característicamente liso, aunque actualmente también puede incluir algún adorno y en ocasiones puede llevar un doble pespunteado en el área de la puntera. Según el tipo de adornos que tenga puede variar la manera de llamarlos y de la variedad que encontraremos para comprar zapatos online.

  • Lisos, es decir, sin ninguna ornamentación.
  • Legate, con punteado en las costuras.
  • Semi-brogue, con punteado tanto en las costuras, como en la puntera del zapato.
  • Full-brigue, presentan punteados con dibujos en la punta y en las alas.

¿De dónde viene el zapato Derby? También conocido como Blücher inglés, sus orígenes datan del siglo XIX, cuando el general prusiano Gebhard Leberecht von Blücher rediseño sus botas de guerra, ya que no estaba satisfecho con su comodidad para él y su tropa, para después derrotar a Napoleón en la famosa batalla de Waterloo. En cuanto a la denominación Derby, se le relaciona debido a su mayor carácter “deportivo” que los de etiqueta.

Se puede calificar como los menos formales del calzado porque no tienen la formalidad del Oxford, pero sí pueden acompañar perfectamente un traje de la oficina, como también un atuendo casual con una chaqueta sport, siempre tomando en cuenta el tono, los dibujos y las formas, para saber exactamente en qué zona de la formalidad podemos situarlos. Sus características le convierten en un básico de la moda otoño invierno 2018, porque el modelo en piel admite la decoración que queramos, así como la cantidad que utilicemos tanto de adornos, como de perforaciones.

El tipo de horma de estos zapatos de vestir hombre les favorece a quienes tienen una planta más grande por su libre fijación frontal, lo que los hace más cómodos.

¿Cómo puedo diferenciar ambos zapatos clásicos? Los Oxford son zapatos más formales y elegantes, además de ser la mejor opción para llevar con traje o smoking; pueden llevar picados, como los llamados “brogue”, pueden ser lisos con puntera, “wholecut”, entre otros. Lo que hace que un zapato sea Oxford es el sistema de la ojetera, es decir, donde van los agujeros por donde pasan los cordones, que en su parte inferior es fija y no deja que se abra el zapato en esa zona.

Por otra parte, en los Derby la parte inferior se puede abrir, lo que significa que son más apropiados para pies más grandes o con empeine alto, porque ofrecen más holgura y la posibilidad de ajustar el zapato al pie, cerrando o abriendo la cordonera, gracias a que la horma permite tener más sitio en el empeine que con la estrecha conexión del tipo Oxford.

Entendemos entonces que un Derby es la clave sobre cómo vestirse casual porque son más apropiados para los momentos relajados, ideales para llevar con jeans o chaqueta. Un detalle no menos importante que nos ayudará a poder diferenciar entre ambos modelos, es que el Derby posee una pieza completa que va cosida de costado a costado del zapato, las cuales poseen las aletas, el cual aunque es un detalle pequeño, también resulta importante a la hora de la elección de calzado adecuado.

Vale la pena comentar que los Derby suelen ser elaborados con características más relajadas y distendidas, con mayor variedad de colores, más claros, atrevidos y variados, muy distintos a los prevalentes negros y marrón oscuro del Oxford. El Derby se considera un paso de evolución en el clasicismo del Oxford, debido a su carácter abierto a la altura de la lengüeta y hacia los laterales que lo dotan de su inherente y menor grado de informalidad.

¿Cuáles son sus favoritos zapatos de vestir hombre? En Brantano ponemos a disposición de ustedes más de 50 diferentes estilos y tonos del modelo Derby, que se convertirán en los ideales para complementar su look. Por otra parte les sorprenderán nuestros modelos audaces de Oxford Brantano, los cuales les podemos enviar hasta la puerta de su casa de manera gratuita.

Esperamos que nuestro artículo les sirva de orientación para su próxima compra en línea, si es así, les invitamos a compartirla en sus redes sociales para que más personas conozcan la marca mexicana Brantano y lleven la moda en sus zapatos con nuestros modelos.