Es muy común, especialmente en las mujeres, elegir el calzado de acuerdo a la moda, la estética y la apariencia que nos hacen tener para determinadas ocasiones; al elegir zapatos, además de que le queden bien a nuestros pies, es indispensable elegir unos que nos ayuden a evitar los dolores de espalda y rodillas, que nos ayuden a evitar dar malos pasos o caernos, y sobre todo, que podamos traerlos puestos durante todo el día sin sentir que nos lastiman.

Para esto, es necesario utilizar zapatos cómodos. Sin embargo, al hablar de comodidad, muchas personas se imaginan al instante un par de tenis, pantuflas o zapatos sin tacón, que pueden no lucir tan formales y elegantes como ciertos casos lo ameritan, por ejemplo al ir a un evento social, acudir a reuniones con jefes o simplemente para el día a día en el trabajo.

Hoy en esta nueva entrada del blog de Brantano les contaremos por qué es recomendable el uso de calzado cómodo, y cómo pueden elegir este calzado sin tener que sacrificar el aspecto estético, ya que la comodidad no precisamente es un enemigo de belleza, moda y estética.

La función de los zapatos no es sólo la de vestir a nuestros pies, ni tampoco se limita a ser accesorios que se puedan combinar con la ropa para tener una apariencia perfecta; los zapatos nos ayudan a soportar el peso del cuerpo, ya que los pies ejercen una labor muy ardua en la rutina diaria. Elegir un calzado cómodo se refiere a utilizar un tipo de zapatos que no cansen, que queden a la perfección, que ayuden a soportar el peso y a realizar las actividades diarias sin terminar el día con dolor de pies o de espalda.

Razones para elegir zapatos cómodos:

1.Prevenir los problemas de salud que afectan directamente a los pies. Utilizar zapatos inadecuados puede provocar trastornos en los pies, que además de ser muy dolorosos pueden ser tratados únicamente con cirugía y con el uso de calzado ortopédico. Por esta razón no sólo los adultos debemos usar calzado cómodo, sino también, y muy especialmente, los niños.

2. Evitar la sudoración. Los zapatos más cómodos, sin lugar a dudas, son los de piel; esto se debe a que se fabrican con tejidos transpirables que permiten que el pie se ventile adecuadamente y no sude en el transcurso del día; los zapatos sintéticos, por muy lindos que sean, pueden provocar sudoración, lo que además de ser incómodo es peligroso porque se pueden formar bacterias.. Los zapatos de buena calidad y cómodos son especialmente recomendados para las personas con actividades o profesiones que les requieran pasar mucho tiempo de pie, caminar o hacer algún tipo de esfuerzo físico. 3.Evitar el dolor. Los zapatos inadecuados se relacionan de forma muy cercana con los dolores, primero en los pies porque son la parte del cuerpo más afectada, especialmente si los zapatos además de incómodos, lastiman; la espalda se ve afectada porque al usar calzado inadecuado suelen adoptarse posturas inadecuadas, o tener algún incidente como un tropezón o caída, lo que puede derivar en dolores en las articulaciones (especialmente de las rodillas) y la espalda.

Una vez que conocemos los daños que un calzado inadecuado puede provocarnos, debemos buscar los zapatos cómodos, que además nos hagan lucir una buena apariencia, tan formal o festiva como lo amerite el caso.

  • Selecciona tu calzado de acuerdo con la forma de tus pies; es decir, si tus pies son anchos de la parte de los dedos, los zapatos redondos o cuadrados son los más recomendables, pues aquellos que terminan en punta podrían lastimarte.
  • Un zapato para cada ocasión. ¿Vas a trabajar, ir de compras, a una fiesta o a hacer ejercicio? De acuerdo con las actividades a realizar, puedes elegir los zapatos que mejor te acomoden; las personas que visten formal y necesitan un calzado elegante, pueden elegir tacones de no más de cinco centímetros y de preferencia de forma cuadrada, pues estos son cómodos y dan un adecuado soporte al pie; en cambio para hacer ejercicio, es indispensable usar tenis.
  • Sin importar el tipo de calzado que vas a usar, opta por materiales naturales. La piel o cuero es el mejor material para la fabricación de zapatos, ya que es más flexible que los materiales sintéticos, es ligera y permite que el pie se ventile de forma adecuada.
  • Suela con antiderrapante. Si bien esto no parece un factor de comodidad, lo es, pues este tipo de suelas evitan que nos resbalemos y caigamos, lastimándonos severamente; este tipo de suelas son recomendables para cualquier persona, incluso para niños, zapatillas o zapatos de vestir, ya que además de brindar estabilidad, pueden hacernos sentir más seguros.
  • Tacón. A pesar de que los zapatos completamente planos (flats) están de moda, se recomienda que no sean tan planos y tengan al menos un tacón de entre tres y cinco centímetros, pues esto da mayor estabilidad a la columna.
  • Ajuste perfecto. Los zapatos deben ajustar perfectamente, pero con suavidad, todas las áreas del pie, por lo que no deben quedar apretados ni flojos, de lo contrario pueden provocarnos raspones, ampollas o la deformación de los dedos; de preferencia debes tener la libertad para mover los dedos al interior del zapato.

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de modelos de zapatos cómodos, sin la necesidad de sacrificar la estética o la comodidad en la elección, desde zapatos bajos, de vestir, flats, tenis, botas o tacones. En Brantano encontrarás un extenso catálogo con zapatos de moda, cómodos y adecuados para tus pies, que te encantarán.