En los últimos años, el sector de la moda mexicana ha atravesado por un proceso de gran crecimiento y expansión, que ha rebasado el ámbito nacional y el internacional para incursionar en un mercado anteriormente desconocido para conquistar a las nuevas generaciones.

Los diseñadores mexicanos han roto muchos paradigmas respecto a la alta costura y la moda, apostando por nichos de mercado de más alto nivel, que busquen y aprecien las creaciones propias, los modelos exclusivos y las grandes marcas; incluso en los últimos años hemos podido ver cómo tiendas departamentales de lujo, y de origen americano o europeo, así como boutiques multi-marca de excelente calidad, han abierto sus puertas en distintas ciudades de México, con el fin de llevar la moda hasta donde se encuentran sus clientes.

La industria de la moda de lujo en Latinoamérica tiene a México como líder, seguido por Brasil y Argentina; los tres países representan más del 50% del sector de moda en LATAM. La llegada de marcas de lujo a México, la variedad de precios, e incluso la posibilidad de adquirir ropa por Internet en eCommerce como Brantano, han provocado que haya más competitividad, mayor acceso a crédito y también mayor demanda de los clientes, quienes anteriormente veían en Estados Unidos y Europa la mejor alternativa para adquirir ropa de excelente calidad.

Cada vez más mexicanos adquieren ropa de diseñador, ya que los diseñadores nacionales han realizado grandiosos esfuerzos por competir con las más reconocidas firmas de moda internacional, con lo que se ha logrado posicionar a la moda mexicana como referente de clase y estilo, haciendo a un lado el estigma que los mexicanos tenemos respecto a las tendencias.

Además de moda, otros productos considerados de lujo son los más adquiridos por los consumidores mexicanos, tales como productos de belleza, licores, joyas, accesorios y servicios gastronómicos y turísticos, ya que junto con la ropa, son productos que dan prestigio y bienestar a las personas que buscan status y calidad. Lo más llamativo es que no sólo la clase alta adquiere productos de lujo, también la clase media mexicana, con un poder adquisitivo en crecimiento, se está convirtiendo en consumidores más exigentes, que ponen la calidad y la exclusividad por encima de los precios.

Esta característica se debe a un deseo aspiracional que la envuelve, y que permite a las marcas tener un mayor abanico de probabilidades de causar un impacto en el mercado, con prendas y accesorios de alta calidad.

A nivel internacional, los países que lideran a la industria de la moda son: Francia, Italia, Reino Unido, Alemania y Japón, siendo Estados Unidos el principal líder, pues además cuenta con dos de las capitales mundiales de la moda, New York y Los Ángeles; por su parte, la moda mexicana es la que cuenta con el liderazgo en América Latina gracias a que cuenta con una industria estable, pero sobre todo porque las ventas por internet se han incrementado considerablemente; de acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Venta Online, AMVO, hace cinco años la venta online era sólo el cinco por ciento de los ingresos totales del sector de retail, mientras que en la actualidad representa más del 20%.

Diseñadores mexicanos han afirmado que el secreto para el éxito es crear marcas que den un valor agregado a cada producto, ya que no sólo se trata de maquilar ropa y venderla, sino de crear estilos con base en las necesidades de los consumidores; por esta razón es cada vez más frecuente ver diversidad de prendas en eventos y semanas de la moda, que responden a las necesidades de nichos muy específicos para robustecer a la industria con variedad de precios, calidad, marcas y estilos.

El sector de la moda mexicana es cada vez más creativo, gracias al surgimiento de diseñadores con más propuestas para impactar a un mercado más global, a la prensa especializada y sobre todo a los consumidores finales, que son quienes se encargan de comprar las prendas de moda nacional y de que se conviertan en tendencias y referentes de moda, clase y distinción.

Hoy en día hemos podido observar cómo hasta las prendas clásicas de México, con bordados tradicionales, han tenido una mayor penetración en los mercados nacionales y latinos, pero también en Europa y Estados Unidos, donde se le da un mayor valor artesanal, cultural y textil. Esta cualidad ha permitido romper los prejuicios sobre la ropa tradicional, que además de ser hermosa, pone en alto los valores de los mexicanos, especialmente en un entorno donde las aportaciones que las comunidades de habla hispana han realizado con el país vecino del norte.

Diversos diseñadores han expresado que una gran parte del éxito de sus colecciones, especialmente en llegar a países extranjeros, ha sido gracias a la difusión en redes sociales, páginas web y otras plataformas que han popularizado tanto a los diseñadores como a la moda mexicana; las ventas por Internet han propiciado un gran crecimiento, y es la ventana más grande para incrementar las ventas y poder satisfacer las necesidades de consumidores de cualquier parte del mundo.

En Brantano contamos con los productos exclusivos de moda, que puedes adquirir desde la comodidad de tu hogar o negocio a precios competitivos, y que llegarán hasta la puerta de tu hogar. Visita nuestra página web y conoce todo lo que tenemos para ti.