Personalidad: Es momento de (re)definir tu manera de vestir.

¿Te ha pasado que navegas en Instagram, ves una foto con un estilo de los 90’s y piensas: “quisiera vestirme así”? Y luego das scroll y observas una foto con un estilo totalmente distinto con un aire más romántico y piensas “quisiera vestirme también así”. Sigues navegando, recorriendo perfiles y marcas que al final terminas enamorad@ de cinco estilos diferentes para vestir y no sabes con cuál quedarte o si mezclar todos. He aquí donde influye tu personalidad.

*Personalidad ha entrado al chat*

Para empezar, ¿Qué es la personalidad? Por definición “La personalidad es el conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y la diferencian de los demás” Oxford.

En la industria de la moda, a nosotros nos gusta definirla con una simple ecuación:

Expresión + Esencia = Personalidad.

Expresión son tus gustos, aquellos que vas revelando a través de los años. Un poco de prueba y error hasta que encuentras algo que de repente hace clic contigo y conecta tu mente con corazón. Despierta tus sentidos y te hace decir “Aquí es”. Ahora estos gustos o preferencias evolucionan contigo. ¿Recuerdas en tu adolescencia cuando te gustaban los bermudas a cuadros y ahora no puedes verlos ni en pintura? Esto es porque así como van cambiando las tendencias, tu expresión también. Quizá antes las zapatillas con tacón alto eran tu must have. Y ahora prefieres flats o zapatos de tacón bajo para ir al trabajo.

Ahora bien, la esencia es un factor muy tuyo que no lo determina el exterior ni las tendencias de moda como en el caso de la expresión. Esta es irrepetible y es el toque que tú le das a tu manera de vestir. Vistes unos sneakers, pants y sudadera pensando que nadie te va a notar y aun así la gente voltea y te dice “Me gusta tu estilo” ¿Te suena? Así como el sazón a la gastronomía, la esencia no tienes que pensarla ni buscarla, simplemente fluye de adentro hacia afuera y se manifiesta en tus looks. Desde el más effortless hasta el más arreglado.

Personalidad is typing….

Uno de los diseñadores más icónicos de la historia solía decir: “La personalidad comienza donde las comparaciones terminan”.- Karl Lagerfeld. Cuando haces ese mix entre lo que tu expresión desea, lo que te gusta y tu propia esencia de quién eres, surge la personalidad. Pero muchas veces nos limitamos al compararnos con el de al lado.

¿Si a la gente no le gusta? ¿Me verán raro? ¿Es demasiado sobresaliente? ¿Si no encaja con los demás? Nos hacemos demasiadas preguntas al momento de decidir que outfit utilizar que a veces terminamos apagando nuestra personalidad y decidimos irnos por el estilo “mainstream” que los demás utilizan porque es lo “que está bien visto” en términos generales. Y entonces suceden dos cosas: Nos sentimos incómodos porque es como si estuviéramos usando otra piel. O nos sentimos en conflicto porque quisiéramos usar algo diferente y vivimos haciendo lo que los demás dictan.

Es aquí cuando debes ponerte tus gafas de Miranda Presley y marcar las reglas de tu propio estilo.  Porque precisamente esto es lo que hace interesante al mundo de la moda, la variedad de personalidades que influyen para inyectarle su expresión y esencia. Día con día conocemos nuevas marcas de moda mexicanas con propuestas diferentes que buscan alcanzar cada nicho de personalidades con el único objetivo de hacernos sentir cómodos en nuestra propia piel. O como nos gusta decir en Brantano, queremos acompañarte paso a paso en la búsqueda de tu verdadero estilo.

 Personalidad: Hello there stranger!

Las tendencias, son y serán siempre una pauta que nos guían en nuestro comportamiento y toma de decisiones. ¡Pero ojo! Son como un catálogo de opciones de las cuáles podemos elegir, sin embargo no deben limitarnos u obligarnos a seguirlas al pie de la letra porque “así lo dice el libro de tendencias”. Los pantalones wide leg podrán estar muy de moda o las zapatillas en tonos pastel. Pero si estos no hacen match con mi personalidad, entonces thank you next. Existen muchas más opciones de las cuáles aún puedes apoderarte y hacerlas tuyas.

¿Qué haces cuando todos los estilos (o ninguno) te gusta? Creas uno propio. Y aquí te digo como:

  1. Haz un moodboard. Recolecta fotos de prendas, zapatos y accesorios que te gusten. Así también, como los colores que te gustan, las texturas, patrones de diseño, telas y formas. Puedes utilizar la plataforma predilecta de siempre por los fashion gurus: Pinterest
  2. No encasilles tus gustos por las tendencias que se siguen, recuerda son una guía no un reglamento. Y sobre todo no los compares.
  3. Hora del fashion stylist. Comienza la búsqueda de las prendas, zapatos y accesorios que quieres. Intenta que todo esté bajo una misma línea, es decir, que juntos generen armonía y que las tonalidades funcionen entre sí. Debes visualizarlo y enamorarte. Sino repite de nuevo el proceso.
  4. Prueba y error sin miedo. Una vez que te pruebas algo y le transmites tu esencia, el look cambia. Es puesto cuando puedes decidir si algo te hace sentir esa energía llena de actitud o es un simple meh. Busca siempre ese clic y ve por todo. Desde zapatillas con tacón, hasta flats y no te olvides de mezclar algunos sneakers con plataforma.
  5. Tip extra: Que cada elemento que elijas lo puedas utilizar por lo menos 2 temporadas y que tenga como mínimo 3 formas de combinarlo. El 80% de tu armario deben ser artículos básicos o clásicos que nunca pasan de moda y el 20% restante artículos que resalten lo mejor que está en tendencia junto con tu personalidad.

Juega, mezcla, inspírate y sobre todo deja fluir tu esencia.  Es normal que queramos experimentar con distintos estilos a la vez o, si nos sentimos cómodos, quedarnos con uno sólo. It’s up to you.

P.D. Si necesitas un poco de inspiración extra. No te olvides de consultar nuestra última sección de nueva temporada Brantano y encuentra el par que haga más match con tu personalidad.