Bienvenidas sean todas nuestras lectoras amantes de los zapatos de tacón a una nueva publicación de Brantano, su zapatería online de confianza. Sabemos que muchas de ustedes son fervientes admiradoras de este tipo de calzado y, sobre todo, de la estilizada figura que consiguen cuando usan un par de éstos. Sin embargo, también estamos conscientes de que la elegancia y el buen gusto de unos lindos zapatos así guarda una relación muchas veces indirectamente proporcional con la comodidad.

En Brantano nos preocupamos por diseñar zapatos que además de lucir espectaculares contribuyan a la comodidad y a una adecuada ergonomía, así como a la prevención de accidentes. Sin embargo, nunca está de más tomar en cuenta algunos consejos que pueden hacer que el uso de los zapatos de tacón sea casi una experiencia religiosa.

Evitemos caídas:

Muchas veces cuando nos compramos un zapato de tacón alto, o no tan alto, ocurre que nos lo ponemos y vamos por la calle luciendo nuestros mejores pasos cuando de pronto un súbito resbalón nos pone en el suelo, o al menos cerca de caer. Es un momento sumamente vergonzoso que incluso puede ocasionarnos una severa lesión.

Un remedio muy útil tanto en zapatos nuevos como en aquellos que no lo sean tanto es tomar esos zapatos que nos causan preocupación porque creemos que pueden hacernos víctimas de un buen resbalón y también unas tijeras no muy filosas, sino de ésas de punta chata que usan los niños en la primaria. Y entonces comenzamos a rayar la suela del zapato con las tijeras. Por supuesto esto sólo lo haremos en la parte de la suela que tenga punto de apoyo en el suelo, es decir, en la parte de adelante.

Si hemos adquirido nuestros zapatos en Brantano podemos estar seguras de que esto no los dañará pues están realizados con materiales de alta calidad que pueden soportar el efecto de las tijeras. De esta manera se creará una textura en la suela que genere un cierto “agarre” adicional y que nos ayude a evitar esos incómodos resbalones o las peligrosas caídas.

Si el zapato no te queda a la medida…

Es muy común escuchar a algunas mujeres que juran tener un pie ligeramente (o no tan ligeramente) más grande que el otro. Esto ocasiona que uno de los dos zapatos que hemos elegido no nos quedé tan cómodo. Si elegimos la talla que va bien con el pie más pequeño, el otro zapato nos quedará apretado, y si lo hacemos a la inversa, el pie más pequeño “se jugará” un poco dentro del zapato, lo cual no es nada cómodo y mucho menos cuando se trata de zapatos de tacón.

Hay varias opciones para solucionar esto, por ejemplo, se puede poner un poco de algodón o papel higiénico en la punta del zapato para que no haya movimiento, pero a veces puede resultar un poco incómodo. Las plantillas también son una buena alternativa, aunque puede ocurrir que las usemos y entonces en vez de quedarnos un poco flojo, el zapato nos apriete, lo cual es todavía peor.

Pero hay una tercera opción que requiere una aplicación casera de… spray fijador para cabello. Sí, leíste bien; es posible aplicar generosamente spray para cabello en el interior de nuestros zapatos de tacón inmediatamente antes de que vayamos a usarlos. La sustancia generará una especie de capa adherente que mantendrá nuestros pies fijos en una sola posición, de modo que evitaremos el movimiento, que además de incómodo puede resultar doloroso y generar lesiones como ampollas.

Combate el sudor:

Muchas mujeres sufren de pies sudorosos. Y si hay sudor, es muy probable que nuestro pie resbale al interior del zapato. Se trata de un problema bastante común pero que también es muy fastidioso. Además si nuestras zapatillas son abiertas de la punta, los dedos se saldrán de la plataforma, lo cual no sólo resulta muy incómodo sino francamente poco agradable a la vista, pues parecería que elegimos incorrectamente la talla del zapato y que éste nos queda chico.

El talco es la mejor opción para hacer frente al problema de la sudoración en los pies, ya que absorbe la humedad. Así, nuestros pies estén frescos y libres de malos olores, además de que ayudaremos a evitar ese deslizamiento que hemos descrito. Este consejo es sólo para aquellas chicas y mujeres que padecen del problema de la sudoración, ya que si no es así, el talco sólo ocasionará que los pies se resbalen. Es mejor aplicar el talco en zapatos cerrados, pero si tenemos la necesidad de hacerlo con zapatos abiertos, debemos tener cuidado de limpiar el talco de los bordes.

La importancia de la calidad del zapato:

Ya hablamos de las caídas que pueden ocasionarse por las suelas de zapatos que sean demasiado resbalosas. Otro factor que podría terminar con nosotras por los suelos es la ruptura del tacón. Por eso recomendamos revisar que los zapatos de tacón que adquirimos sean de la más alta calidad, a fin de evitar que el tacón se rompa en el momento menos oportuno.

Y hablando de calidad, sólo nos queda recomendarles que visiten el catálogo en línea de Brantano donde contamos con muchos modelos de zapato de tacón en los más variados estilos y colores, y para todo tipo de ocasión: desde la fiesta que requiere un calzado fino y elegante hasta el día a día en el trabajo. Esperamos que estos consejos hayan sido de utilidad y nos vemos en la próxima entrada.