Los zapatos son uno de los accesorios más importantes de nuestra vestimenta diaria, pues además de ser un complemento, desempeñan la función de proteger los pies de los agentes agresores a los que nos encontramos expuestos en todo momento. Por su utilidad como barrera protectora y por el papel que cumplen como accesorios, con el paso del tiempo se han ido desarrollando diferentes modelos y estilos que se adaptan a cualquier gusto y necesidad, pero debido a la gran diversidad, elegir los adecuados que vayan con el cómo vestir bien puede resultar complicado.

Hoy en día la variedad de modelos de zapatos que existe es muy amplia, pues cada uno fue diseñado para cubrir la función básica de proteger los pies, así como para brindar comodidad al andar y contribuir a definir un estilo que complemente a nuestro atuendo según la ocasión.

Es por todo lo anterior que en las tiendas como Brantano se encuentran disponibles modelos de zapatos para caballeros que son formales por naturaleza, pero que presentan detalles que los vuelven exclusivos y accesorios que aportan gran estilo. También se pueden encontrar botas de trabajo para uso rudo, botines resistentes con diseños que pueden adaptarse a entornos informales o incluso formales cuando se tiene un sello personal muy definido, mocasines, sandalias y zapatos deportivos con características específicas que contribuyen a mejorar el desempeño al realizar determinadas actividades. Las opciones son prácticamente infinitas, y esto facilita nuestra tarea de encontrar el tipo de zapato que se adapte en diseño, material y color a nuestros gustos y necesidades, y nos ayuda a la tarea de saber cómo vestir bien.

Son tres las categorías básicas que se utilizan para identificar los zapatos de hombre:

Mocasines, monk y zapatos con cordones. Los zapatos mocasines, también conocidos como mocassino incluyen los zapatos de vestir convencionales, los zapatos de gala, los zapatos de ceremonia y los zapatos sport que no tienen cordones. En la categoría de mocasines se encuentran los mocasines para ceremonia, los opera pumps, los mocasines para vestir, los castellanos, los slippers y los náuticos, nombres genéricos aunque pueden encontrarse bajo otros términos según la región en la que nos encontremos.

En la segunda categoría, la de zapatos monk también llamados monkstrap se incluyen zapatos de vestir y tipo sport, que tienen hebillas sin importar el diseño de estos. En la categoría monk se incluyen los zapatos de vestir de una y dos hebillas, así como los sport de una o dos hebillas, pero no contempla a los zapatos mocasines ni náuticos, aunque tengan hebillas. Los zapatos monk se caracterizan por ofrecer un buen ajuste a los pies, por ser muy cómodos y por abrocharse rápidamente.

La tercera categoría, correspondiente a los zapatos con cordones o agujetas engloba una amplia gama de zapatos que se agrupan en tres subcategorías: oxford y blucher, derby así como brogue. En general este tipo de zapatos se caracterizan por ser muy elegantes, además de cómodos y estilizados por su estilo inglés. Mención aparte merece el estilo brogue ya que representan una evolución del estilo Oxford tradicional, por lo que aportan modernidad a cualquier outfit sin dejar de lado el estilo clásico que los caracteriza.

Con estas categorías es mucho más fácil buscar el tipo de calzado que necesitamos; ahora bien, hay algunos puntos a tener en consideración al momento de elegir un par antes de realizar una compra. En primer lugar es importante pensar en el tipo de uso que la daremos al calzado, ya que esto nos puede ayudar a definir otras de sus características como material con el que esté fabricado y su color. Es importante que no perdamos de vista que los zapatos, antes que nada, deben proteger a nuestros pies y permitirnos un andar cómodo, de nada sirven si tienen un gran estilo si nos lastiman los pies y nos provocan otros problemas asociados con un mal soporte o falta de agarre al suelo.

Conocer el material del que está hecho el zapato y su suela es fundamental y tan importante como elegir una talla correcta para evitar incomodidad; existen muchas diferencias entre los zapatos de cuero y los zapatos de materiales sintéticos, principalmente en cuanto a tacto, comodidad y durabilidad; y por su diseño y tipo de suela, la amortiguación y el agarre al suelo es diferente y más o menos apropiado para utilizar sobre superficies de características específicas. En próximas publicaciones en este blog hablaremos a mayor detalle sobre estos aspectos.

Si están buscando cómo vestir bien, en Brantano contamos con una extensa variedad de calzado para caballero de la más alta calidad que complementará perfectamente su estilo. Visiten nuestro catálogo en línea o visítenos en alguna de nuestras tiendas físicas, para nosotros será un placer atenderles.