¡Bienvenido a una entrada más de nuestro blog!

Siempre nos pone muy contentos el tener la oportunidad de platicar contigo, además el día de hoy tocaremos un tema muy importante: cómo alargar la durabilidad e imagen de nuestros zapatos de tacón Brantano. El sello distintivo de los productos de piel es su durabilidad. Si el proceso y tratamiento de los mismos es el adecuado se tiene un producto de calidad que será irremplazable por mucho tiempo. Lo mejor de todo, es que si está acompañado por un diseño vanguardista, no importa cuál sea la tendencia de moda, vamos a tener un producto que podemos lucir en cualquier temporada del año.

Sin embargo, más allá de asegurarnos de obtener un producto de calidad, hay ciertas medidas para almacenar y conservar nuestros zapatos de tacón que nos pueden ayudar a extender mucho más el periodo de vida útil. Esto es vital cuando hemos realizado una alta inversión en ellos y sobre todo si adquirimos algunas partes de nuestra vestimenta porque nuestra profesión así lo requiere.

Así que el día de hoy te dejaremos algunos tips para cuidar con más cautela cada uno de nuestros productos o cualquier calzado que ya tengas en tu closet.

¡Manos a la obra!

  • Un punto clave para la conservación de las zapatillas (no importando su altura) es usarlas adecuadamente. Elementos como la postura y la talla son vitales, pues si no son las adecuadas podemos llegar a deformar el zapato con el uso y de paso dañar nuestra anatomía. Lo más importante del calzado es que más allá de la forma, te calce bien y puedas moverte con facilidad, por eso, nunca dudes en probarte varias veces las piezas y escoger hasta que estés segura de que se ajustan a la forma natural en el pie. Si estás pensando en comprar zapatos a través de alguna tienda en línea, lo mejor es contar con tu medida exacta del pie o tomando con referencia zapatos que ya tengas en tu closet, sólo es importante que tomes en cuenta que la horma de cada calzado es distinta. La postura también puede ayudarte considerablemente a cuidar de los tacones, pues el impacto y fricción es mínimo evitando que se desgasten con rapidez.
  • El proceso de limpieza tiene que ser excesivamente cuidadoso, pues algunos elementos corrosivos pueden llegar a dañar considerablemente la superficie de piel. Lo mejor es trabajar con un paño sin textura ni porosidad humedecido. En caso de que las manchas sean mucho más notorias o fáciles de quitar puedes optar por un jabón especial para piel. Estas herramientas la puedes encontrar en supermercados o tienes especializadas. El tallar con cepillos tampoco es buena opción, pues en muchos casos dejan marcas y rayones. Si tu zapato termina un poco húmedo después de concluir la sesión de lavado procura que estos se mantengan alejados de la luz directa del sol o cerca de una fuente calorífica, pues las altas temperaturas deterioran los materiales de origen orgánico.
  • Durante la temporada de lluvias no es muy recomendable usar zapatos de piel de manera constante, pues la humedad en exceso deja manchas en la superficie que pueden marcarse de manera permanente. Si bien hay algunos remedios caseros que pretenden solucionar estos problemas, en el caso de verse afectados, lo mejor es llevarlos con un profesional del calzado, pues él sabrá qué procedimientos aplicar sin que el material se dañé más de la cuenta.
  • Si el calzado cuenta con algún mecanismo de cierre como los cordones o broches, lo más recomendable es desabrocharlos o desanudarlos cada vez que se retiran de la piel. Si no se hace de esa forma puede acumularse polvo y suciedad que no sólo afectan al zapato, sino que también puede ser el lugar ideal para incubar bacterias que posteriormente son las causantes de infecciones o el ya conocido pie de atleta. También es importante designar un paño para limpiar la suciedad eventual que pueda llegar a aparecer por el uso constante del calzado.
  • Respecto al almacenamiento no es muy distinto del de otros zapatos: es necesario designar un lugar con la suficiente ventilación que no reciba luz directa del sol y que tampoco concentre altos niveles de humedad. Guardar los zapatos de tacón debajo de la cama no es tan recomendable puesto que es un lugar en donde llegan a concentrarse una gran diversidad de materias y residuos. Lo mejor es habilitar un gabinete y no apilar los zapatos uno sobre otro pues las suelas pueden manchar las superficies o deformar la estructura natural del calzado.

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a sacar el máximo esplendor de los zapatos que adquieres en nuestra tienda en línea o en cualquiera de nuestras sucursales. Nuestros productos no nacen del azar, sino que son el resultado de un grupo de creativos interesados en enaltecer el patrimonio de nuestra ciudad natal: la piel. Pero también de formar parte de la gran oleada de fabricantes mexicanos que dictan las tendencias más vanguardistas en la escena nacional.

Para conocer el gran potencial estilístico de nuestros productos, te invitamos a visitar nuestro lookbook o las líneas temáticas y tonales de nuestra nueva temporada. Tampoco dejes de pasar por la sección de rebajas pues hemos realizado una selección muy especial de varios de nuestros productos especiales para que estén al alcance de todos nuestros clientes.

No te olvides de visitarnos en este espacio, en próximos post te estaremos entregando algunas recomendaciones de looks para ciertas ocasiones, así como selecciones temáticas de nuestros artículos.

¡Muchas gracias por tu preferencia y formar parte de la gran familia de Brantano!

¡Hasta la próxima!