Hoy en día la extensa variedad de tipos de calzado que encontramos disponibles en el mercado puede hacer que resulte complicado elegir el par de zapatos adecuados para cada ocasión. Si bien en ocasiones la tarea de comprar calzado puede resultar agobiante, se recomienda que se cuente al menos con un par de diferente estilo para adaptarlos a distintas situaciones, y los básicos son los zapatos de vestir, los zapatos deportivos y las botas para hombre, siendo estas últimas muy utilizadas en nuestros días gracias a su versatilidad y durabilidad, especialmente cuando se adquieren modelos de marcas mexicanas, ya que se caracterizan por su gran calidad.

Tradicionalmente las botas sólo eran usadas por los hombres que realizaban actividades pesadas en terrenos irregulares y condiciones extremas, pues por su diseño y materiales empleados en su fabricación, ofrecían una excelente protección a los pies y tobillos, e incluso algunos modelos de mayor altura llegaban a cubrir las rodillas y la ingle. Hoy en día estas características básicas de protección y diseño permanecen y aún se emplean en entornos industriales, pero ya no son un tipo de calzado exclusivo para realizar trabajos pesados y se han convertido en accesorios de moda que han marcado tendencias, hasta convertirse en el sello distintivo de estilos particulares.

Como ya mencionamos, a pesar de que ya no tienen los mismos usos, la mayoría de modelos de botas conservan las características principales de las originales: resistencia y durabilidad. Es por ello que un amplio sector de la población las utiliza día con día para moverse en la ciudad y realizar actividades de los más diversas, e incluso gracias a la variedad de modelos que se encuentran disponibles, pueden utilizarse en entornos formales sin ningún problema.

Para elegir las botas adecuadas, en primer lugar se recomienda considerar nuestras necesidades a partir del tipo de uso que le vayamos a dar al calzado. En caso de que queramos emplearlas para actividades específicas, como realizar trabajos rudos, para actividades al aire libre de carácter deportivo como practicar alpinismo, o para andar en motocicleta, lo ideal es que adquiramos unas botas diseñadas especialmente para esos fines. Si el uso que le daremos será más bien casual, no es necesario que cuenten con un diseño tan específico, sin embargo, lo ideal es que sean resistentes al agua y estén fabricadas de un material duradero, como el cuero.

Como sabemos, el cuero es el material más resistente que se emplea para hacer zapatos, y si bien cada vez son más los modelos de corte sintético, cualquier persona que busque invertir su dinero en calzado de calidad preferirá el de piel en modelos de marcas mexicanas, como Brantano. La piel ha sido utilizada desde la antigüedad en la fabricación de calzado y gracias a las técnicas de curtido que se conocen hoy en día, se pueden crear zapatos altamente resistentes con acabados elegantes que se caracterizan por la comodidad y protección que brindan a los pies.

La piel, además de ser altamente resistente, es mucho más flexible y blanda que muchos materiales sintéticos, por lo que se adapta de mejor manera a la forma de los pies, lo que se ve reflejado en un mejor soporte y mayor comodidad al utilizar el calzado. Otra característica de este material es que presenta un buen grado de porosidad y absorción, lo que ayuda a mantener el pie fresco incluso durante los días más calurosos, ya que la piel de los pies puede transpirar perfectamente y el sudor es absorbido por el cuero, evaporándose rápidamente. Por si esto fuera poco, la mayoría de los zapatos fabricados con piel no tienen costuras internas y tienen un forro suave, por lo que no existen molestias por rozaduras y se disminuyen las probabilidades de presentar ampollas y heridas en la piel.

Una de las principales ventajas de la diversidad de calzado en la actualidad, es que las botas para hombre las podemos encontrar en una gran variedad de estilos para satisfacer las necesidades y gustos particulares de cada persona y se pueden emplear diferentes tipos de pieles en su fabricación. La piel de cordero, de becerro, las pieles vacunas, la de cabra y la piel de ciervo son las más utilizadas en calzado y para el forro se suele emplear piel porcina o vacuna, cada una de ellas con diferentes características.

Por un lado, la piel de cordero es fina, suave y muy elástica, por lo que los zapatos de cordero resultan muy cómodos. La piel de becerro también es muy suave y tiene una textura aterciopelada, características que la hacen muy resistente a condiciones extremas. La piel de cabra es brillosa y muy flexible, además de ser muy fina, por lo que además de ser resistente, resulta suave al tacto y ofrece un acabado elegante. Por otro lado, la piel de ciervo es la más suave y flexible, de modo que el calzado fabricado con ella se amolda perfectamente a la forma del pie, lo que lo hace muy cómodo.

En cuanto a los forros, como mencionamos los de piel vacuna y porcina son los más utilizados, ya que son muy suaves y transpirables, características de gran importancia ya que esta parte del zapato está en contacto directo con los pies. Los acabados de la piel también son diferentes y varían de un modelo a otro, pero los más comunes son el nobuck, que consiste en pulir la piel para hacerla más transpirable y resistente al agua, y el serraje o piel vuelta que luce tosca pero es altamente resistente al desgaste.

Si buscan botas para hombre, en marcas mexicanas en Brantano contamos con un extenso catálogo de la más alta calidad. Les invitamos a conocer los productos que ponemos a su alcance en nuestro catálogo en línea, desde el que podrán hacer compras en la tienda virtual, o si lo prefieren pueden visitarnos en alguna de nuestras sucursales, para nosotros será un placer atenderles.