¡Hola, estimados lectores! Bienvenidos a esta nueva entrada del blog Brantano. Sabemos que los zapatos encantan a mujeres y hombres. Podemos pasar horas en la zapatería buscando los modelos que luzcan más atractivos, nos imaginamos cómo se verán con las diferentes prendas que ya integran nuestro guardarropa y nos “saboreamos” las combinaciones que vamos a lograr. Sin duda son una prenda de suma importancia, ya que le dan el toque final a nuestro atuendo y, por lo tanto, a nuestro estilo, además de que muchas veces pueden hacer la diferencia. Seguramente tú también tienes varios pares de los zapatos que te hacen lucir increíble, pero aquí viene una pregunta importante: ¿son también zapatos comodos?

A veces al adquirir zapatos, estás comprando mucho más que eso; es como si compraras atuendos completos, porque con un par puedes revitalizar ciertos pantalones, camisas, blusas y más, que no lucían tanto como lo hacen con un nuevo calzado. Por eso son tan importantes en el mundo de la moda. Sin embargo, es necesario que sean también zapatos comodos, porque en caso contrario se pueden convertir en la peor pesadilla, una llena de incomodidad y dolor. Y entonces hay de dos: aguantar las molestias, que no es nada recomendable, por los daños que puede ocasionar en el largo plazo, o bien, dejar de utilizarlos y entonces el dinero que invertiste prácticamente irá junto con ellos al cajón de los zapatos viejos y olvidados. De ahí la enorme importancia de hacer una compra inteligente que combine los aspectos estéticos del zapato (modelo, color, diseño, material) y la comodidad que le puedan brindar a tus pies.

Una manera fácil de saber que no estás usando el calzado adecuado es detectando la posible formación de ampollas en la planta del pie. No es casual que éstas aparezcan, por el contrario son un claro indicador de que o bien hay un problema con tu calzado o que no estás pisando correctamente. Pero si estas no habían aparecido antes, puedes ir descartando que algo vaya mal con tu pisada. En ese caso, lo más probable es que los zapatos no sean tan cómodos o la forma del diseño no sea la más adecuada para tu tipo de pie. Es importante que todos conozcamos nuestro cuerpo, para que en función de esto, cuando vayas a la zapatería, puedas elegir zapatos comodos. Esto evitará la aparición de molestias, que pueden convertirse en un problema más grave y doloroso si no tomas las medidas adecuadas.

En el caso particular de las mujeres, tenemos que prestar especial atención al tema de los zapatos de tacón. Sí, es cierto, se ven muy bonitos, y hacen lucir una figura más estilizada, además de que evidentemente ganan altura, un aspecto muy importante para muchas mujeres. Sin embargo, si con cualquier zapato hay que saber elegir el que brinde mayor comodidad y un mejor soporte, esto es todavía más importante cuando se trata de tacones. Recordemos que no se trata solamente de verse bien sino también de cuidar la salud de nuestros pies.

Imaginemos por ejemplo las mujeres que tienen que pasar horas y horas de cada día de pie o caminando de aquí para allá, porque así lo demandan sus actividades laborales o cotidianas. Es aún más necesario en este caso elegir zapatos comodos. Muchas mujeres no lo hacen y sufren las consecuencias, que la mayor parte de las veces se presentan en forma de intensos dolores, sobre todo entre el tercer y cuarto dedo del pie e incluso en la zona de las pantorrillas. Seguramente has visto a las mujeres quitarse los zapatos de tacón, aliviadas, hacia el final del día, para tomar el transporte público y sustituirlos por unos cómodos tenis. Pero hay otras tantas que conservan los zapatos y se les ve contentas caminando por las calles, ¿la razón? Probablemente eligieron unos zapatos que se vieran bien pero que también les brindaran gran comodidad.

Puede ser que ocasionalmente decidas sacrificar la comodidad en favor de una mejor apariencia, pero recuerda que el cuerpo tarde o temprano cobra factura por el daño o el esfuerzo excesivo. Y en algún momento tus pies se cansarán de estar sujetos a una incomodidad constante. Por esa razón debes acudir a zapaterías que pongan a tu disposición una amplia gama de calzado y que además sean cómodos ¿Quién dijo que la comodidad está peleada con el buen diseño? No es necesario sacrificar una y preferir otra.

Brantano está cerca de ti para ofrecerte los zapatos comodos que has estado buscando, con increíbles diseños de dama y caballero. Contamos con sucursales en la Ciudad de México y el área metropolitana y en numerosas ciudades de otros estados de la República: Puebla, Monterrey, Aguascalientes, Cancún, León, Morelia, Querétaro y más. No dejes de pasar a revisar nuestro lookbook para inspirarte con las diversas combinaciones que puedes lograr. Si lo prefieres también puedes hacer tu compra en línea, hemos mejorado nuestro servicio de entregas y te garantizamos que en un plazo no mayor a seis días contarás con tu pedido en la comodidad de tu hogar. ¡Te esperamos!